Crónica de Photoespaña (I)

Ayer, 5 de junio, se inauguró oficialmente la edición 2013 de Photoespaña, el festival fotográfico que convierte durante unos meses a Madrid en la capital de la fotografía aunque este año se amplía a 0tras ciudades.
Marcada esta edición por la crisis, cono ya ocurriera en los últimos años, se echan en falta la presencia de espacios como el teatro Fernán Gomez o el Instituto Cervantes pero los habitantes de ciudades como Alcobendas o Zaragoza agradecerán las exposiciones celebradas en sus ciudades.
El tema de este año es “Cuerpo. Eros y políticas” lo que implica gran profusión de desnudos, femeninos eso sí, que el desnudo masculino parece seguir siendo un tabú en la fotografía salvo honrosas excepciones.
Mi intención es dejar aquí una crónica de las impresiones que me produzca el visionado de las exposiciones, espero que la información resulte útil.

Comienzo con las expuestas en el Círculo de Bellas Artes.
El, ella, ello, Diálogos entre Edward Weston y Harry Callahan

La exposición reune fotografías de estos dos fotógrafos contraponíendolas en base a su semejanza temática o formal.
Ambos artistas, aunque en momentos diferentes, optaron por convertir el desnudo femenino en protagonista de sus imágenes, y lo hicieron de una forma que, sin perder la mirada personal de cada uno, coincide en muchos aspectos, y eso es lo que intenta reflejar la muestra.
Las imágenes de uno y otro, en blanco y negro casi todas, en formatos pequeños, se muestran agrupadas de forma que se puedan contemplar a la vez las coincidencias entre ambos dentro de su diferencia. Ambos realizaron fotografías en las que se trata el desnudo de una forma casi documental, alejada del erotismo pues los cuerpos se tratan con una cierta distancia, en ocasiones tanto física como emocional. Se diría que los dos buscaron más la belleza a través de la composición de sus fotografías en las que los cuerpos son sólo un elemento más, que provocar las sensaciones que son objetivo de la fotografía erótica, de hecho se podría decir que hay más erotismo en las fotos de pimientos y otras verduras de Weston que en muchos de los desnudos que fotografiaron.
Es el suyo un tratamiento del desnudo inusual en nuestra época, impensable en algunos casos como en las fotos de niños pues el suyo fue un tiempo feliz en el que la figura del fotógrafo no se había demonizado aún y nadie veía un acto de maldad o perversión en el hecho inocente de fotografiar un niño, desnudo o no.
En definitiva, es esta una exposición hermosa cuyo visionado reconforta, por la belleza de las imágenes y por el propio diseño expositivo tan acertado.

983816_574506075913088_793730820_n

Tus pasos se perdieron con el paisaje, de Fernando Brito
Fernando Brito fue el ganador de los descubrimientos PhotoEspaña 2011, lo que le ha otorgado el derecho a tener su propia exposición en la edición de este año repitiendo la impactante serie de fotografías con las que obtuvo el galardón pero a mayor formato.
Las fotografías de Brito resultan impactantes, desasosegantes y turbadoras desde que uno entra en la sala y se encuentra con un repertorio de personas muertas, víctimas de la violencia que de un tiempo a esta parte azota determinadas zonas de México.
Pero el autor no muestra a esas personas, asesinadas y abandonadas en cunetas y descampados, como lo haría un periodista gráfico, sino que intenta ir más allá de la noticia, del hecho luctuoso, para contarnos algo más sobre los crímenes, para que entendamos la tragedia que hay detrás de cada muerte que de este modo deja de ser una más entre tantas para adquirir una identidad propia mediante su relación con el paisaje que los rodea.
En estas imágenes, las personas asesinadas son sólo una pequeña parte de la fotografía, siendo el gran protagonista el lugar donde han sido abandonados. Estos lugares de nulo interés paisajístico se vuelven ahora más desolados, más inóspitos merced a la presencia de los cuerpos, que por el contrario adquieren una identidad más definida gracias al paisaje, y de este modo se produce una simbiosis entre motivo y entorno que otorga a las imágenes la belleza que su propia naturaleza dramática podría arrebatarles.
Una exposición sin duda interesante y recomendable, pero cuyo visionado bien pudiera herir sensibilidades.

file_910_1576

MUJER. La vanguardia feminista de los años 70. Obras de la SAMMLUNG VERBUND, Viena.
Vaya por delante que recelo de toda exposición o evento cultural de mujeres, por mujeres o para mujeres, del mismo modo que lo haría de las que fueran de, por o para hombres, si las hubiera. Creo que la exclusión de un género en una actividad cultural, más que buscar la igualdad lo que hace es fomentar la diferencia.
Cuestiones ideológicas aparte, lo que encontré en esta exposición fue una selección de la obra de varias fotógrafas cuyo trabajo bebe de las corrientes de la época. Todas las imágenes pertenecen a la colección de fotografía feminista de la SAMMLUNG VERBUND, la colección creada por la compañía eléctrica VERBUND AG.
La mayoría de las fotografías son experimentos más conceptuales que formales en los que la mujer está siempre presente, aunque en la mayoría de las imágenes casi parece ser como un elemento pictórico que concepto. Veo en las fotografías un afán por destacar entre la media mediante la obtención de fotografías extrañas, con un punto surrealista, dejando de lado la preocupación por la belleza de las imágenes o incluso el propio motivo feminista.
No dudo del valor que en su época pudieron tener estas fotografías, era un tiempo de rupturas en todos los campos y dentro de esos aires de desprendimiento del pasado las imágenes tienen un valor indudable. Pasado el tiempo, personalmente encuentro poco interés en ellas, salvo algunas excepciones como los siempre interesantes autoretratos de Cindy Sherman, que ya se vieron en otra edición del festival (Segunda repetición de un autor en un mismo día, ¿Quo Vadis PhotoEspaña?) y alguna de las fotos de Renate Berlmann, no todas, pues algunas de ellas me han parecido las peores de toda la exposición.
De todos modos esto solo es una opinión personal, no pretendo establecer dogmas ni sentar cátedra.

SetWidth550-11CS3

Zbigniew Dlubak. Estructuras del cuerpo.
las fotografías de Dlubak muestran el cuerpo desnudo alejadas de cualquier atisbo de erotismo. las series de imágenes, tomadas entre 1970 y 1978, en las que se aprecian las ligeras evoluciones morfológicas de un cuerpo que se mueve me recuerdan a los experimentos con el movimiento de Eadweard Muybridge  pues veo en ellas, no sólo una similitud estética, sino el mismo interés científico salvando las distancias en cuanto a concepto y época.
Estas imágenes muestran el cuerpo como un objeto cambiante, mutante, y lo hacen retratándolo con todas sus imperfecciones, tal y como es. No hay en estas imágenes la belleza que uno espera encontrar en la fotografía de desnudos, lo cual no significa que las fotos no sean realmente bellas. Hay en esa disección del cuerpo, de la piel, una belleza intrínseca que hace más que aconsejable la visita a la exposición.
Además, la muestra se complementa con bocetos  y diversa documentación sobre instalacciones fotográficas tituladas iconosferas, lo que en cierto modo aumenta el interés.

dlubak200

Continuará.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s