Crónica de PhotoEspaña 2014 (I)

Por fín ha arrancado PhotoEspaña 2014.
En una semana frenética de ruedas de prensa y actos oficiales, el festival fotográfico más importante del país se ha puesto en marcha en una edición dedicada a la fotografía española, al menos en su sección oficial pues la programación de las galerías está cargada de autores extranjeros.
Por lo que ya he tenido ocasión de ver, las exposiciones permitirán al espectador hacer un recorrido por la historia de nuestra fotografía, desde los pioneros hasta los que ya están dibujando el futuro de la fotografía. Hay de todo y para todos los gustos este año y desde aquí iré haciendo una crónica más o menos crítica de aquellas exposiciones o actividades a las que tenga acceso con la esperanza de poder servir de guía o de punto de información a los que deseen lanzarse a la pavorosa y fascinante aventura de perderse en este mar de exposiciones y de fotos, muchísimas fotos.
Sólo en esta semana he visto magníficas fotografías y otras que incluso me hacen dudar de que lo sean, por lo pronto comenzaré hablando de las muestras que recogen las fotografías más antiguas mostradas en PhotoEspaña 2014.

P6044954Acto inaugural en el Jardín Botánico.

Fotografía en España. 1850-1870
(Biblioteca Nacional, Sala de las Musas. Del 27 de Mayo al 14 de septiembre) 

Esta es una exposición pequeña, tanto que puede pasar inadvertida para el visitante pues se encuentra dentro de una de las salas del museo de la Biblioteca Nacional y casi parece parte de la colección permanente.
Son fotografías tomadas por algunos de los pioneros de la fotografía en España (no todos españoles) que tienen un valor documental, histórico y sobre todo testimonial, de la época, del aspecto de España y los españoles en la segunda mitad del siglo XIX y de los usos fotografícos del momento.
Para mi es ahí donde radica todo su interés y que no va mucho más allá de la curiosidad histórica.

 

6839010fde5ae13edef65ced1ec9c32cedcb8937
Adelaida Fernández Zapatero. Actriz. 1859

JOAN VILATOBÁ
(Museo del Romanticismo) 6 de junio – 21 de septiembre de 2014

Uno de los principales atractivos de las diferentes ediciones de PhotoEspaña es que permite descubrir a fotógrafos interesantes pero desconocidos por el público e incluso por los entendidos, y este es el caso de Joan Vilatobá.
Este autor nacido en Sabadell es uno de los principales pictorialistas españoles. Su obra está condicionada por cuatro temáticas; La figura, el paisaje, las composiciones y representaciones casi teatrales y el retrato de artistas y músicos coetáneos. Sobre esos temas trabajó utilizando sobre todo la técnica del revelado a carbón, lo que acentúa el caracter pictórico de su obra.
Sus fotografías se ajustan a la costumbre coetánea de las escenificaciones grandilocuentes inspiradas por su cercanía al espiritismo y la masonería y de las composiciones eróticas.
Son unas fotografías en las que la luz ha sido domeñada y es casi un personaje más. Sorprende el nivel de calidad alcanzado en las copias y la belleza de las imágenes.
La exposición es pequeña, tan sólo ocupa una sala de reducido tamaño en el museo romántico lo que la hace perfecta para disfrutarla de una forma más íntima.

IMG_0962 Aspecto de la exposición en el museo del Romanticismo

Antoni Arissa.
Espacio Telefónica. 4 de Junio al 14 de Septiembre de 2014.

La decisión por parte de Fundación Telefónica de rescatar archivos fotográficos de la compañía es uno de los más felices acontecimientos para los que amamos la fotografía y vivimos en Madrid, y si le sumamos la tendencia de la entidad  a exponer el trabajo de grandes fotógrafos actuales, el mítico edificio de la Telefónica se convierte en un faro cuya luz hay que seguir con atención.
En esta ocasión, la fundación expone la obra de Antoni Arissa, destacado tipógrafo catalán cuya obra fotográfica es una de las más bellas e interesantes de la temprana historia de la fotografía española.
Esta exposición realiza un recorrido por su obra, comenzando por los primeros tiempos en los que su cercanía al pictorialismo le llevó a crear costumbristas, escenificaciones de niños perdidos en el bosque, contínuas referencias a la inocencia infantil (para lo que uso como principales modelos a sus dos hijas) y demás elementos bucólicos. Sin embargo, ya hay en esas fotografías un avance de lo que llegará a ser, ya se aprecia el uso magistral de las luces y las sombras y de la composición.
Poco a poco, Arissa se fue interesando por la fotografía que se hacía en Europa, se dejó seducir por las vanguardias y las puso en práctica. Comenzó a centrar la temática de sus fotografías en composiciones donde las líneas, la luz y las formas se imponían a las escenificaciones. Ya no recreaba la ficción, sino que retrataba la realidad con un afán documentalista que impregnó todo su trabajo. Aún fotografiaba a sus hijas, pero ahora ellas no actuaban, no representaban personajes, eran ellas las auténticas protagonistas de unas fotografías en las que los juegos de luces y sombras se convirtieron casi en una obsesión.
Antoni Arissa fue un gran tipógrafo y fotógrafo, pero ante todo fue un fabricante de belleza. Es eso lo que he visto en sus fotografías por encima de tendencias o argumentos escénicos, belleza.
Una belleza que se ve resaltada por un excelente montaje expositivo y acompañada por un hermoso catálogo.

 

P6034883Dos fotografías protagonizadas por las hijas del autor

 

Ortiz Echagüe. Norte de África.
Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Hasta el 27 de Julio.

De entre todos los fotógrafos reseñados en esta entrada, Ortiz Echagüe es el más conocido pero no así la obra que la R.A.B.A. de San Fernando expone.
Esta muestra, que cuenta como comisario al nieto del autor, Javier Ortiz Echagüe, y que viene auspiciada por el aún no inaugurado Museo de la Universidad de Navarra, ha seleccionado las fotografías que realizó en el norte de África aprovechando su pertenencia al departamento de aerostación del ejército español.
Como todos o casi todos los de su época, Ortiz Echagüe es un fotógrafo pictorialista, pero con un profundo interés documental
Sus fotografías muestran tipos populares norteafricanos y si bien son escenas elaboradas en las que los personajes posan, lo que muestran es un reflejo de la realidad que conoció durante su estancia en la zona. En estas imágenes se adivina ya el germen de los que serían sus trabajos más celebrados; Tipos y trajes (1930), España, pueblos y paisajes (1939), España mística (1943) y España, castillos y alcázares (1956), todos ellos registrados en forma de bellos libros.
Aconsejo la visita a la muestra, sólo si el visitante no necesita un acceso especial por discapacidad ya que, por extraño que parezca a estas alturas, la sala no dispone de ese tipo de accesos.
Desde aquí va mi tirón de orejas a la entidad con el deseo de que sea solucionado lo antes posible.

P6044939Un momento de la inauguración.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s