Crónica de PhotoEspaña (V)

Continúo reseñando exposiciones de PhotoEspaña, en esta ocasión con algunas de las imprescindibles.

Nostos, de José Manuel Navia
Círculo de Bellas Artes, sala Juana Mordó, hasta el 28 de septiembre.

Desde que se inauguró he visitado en varias ocasiones esta exposición y lo volveré a hacer, siempre salgo de ver las fotografías de Navia con la misma sensación, hay algo en ellas que me tiene fascinado pero no consigo saber qué es.
Tal vez en ello radique la grandeza de estas fotografías, en que uno las ve sin saber bien de qué hablan, qué cuentan, pero sin embargo es su capacidad narrativa la que invita al visionado repetido.
Nostos significa Viaje, pero también evoca conceptos como el retorno a la patria, el camino, la salida, y de todo ello habla Navia en estas fotografías, pero que nadie espere encontrar nada cercano al concepto habitual de fotografía de viajes. Tal vez porque este es un viaje interior, que transcurre más por los caminos de la memoria que por las carreteras.
Son fotografías tomadas a lo largo de doce años en diferentes países europeos y en España, hay imágenes de Castilla y también de países del este de Europa, sin embargo la coherencia formal y argumental es tan grande que todas parecen fragmentos de una misma realidad. Quien sabe, tal vez de eso trate Nostos, de lo que une a las personas y los lugares por los que transitamos, más que de lo que los separa.
Tengo muchas dudas y tal vez ninguna respuesta, pero sí tengo claro que esta es una de las mejores exposiciones de esta edición de PhotoEspaña y que merece la pena dedicar algo de nuestro tiempo a contemplarla y disfrutarla.

Nostos-Navia-phe_circulo_bellas_artes_informarte_es_01

 

Party, de Cristina de Middel.
La New Gallery, hasta el 19 de Julio

No hay duda de que los numerosos cambios políticos y sociales por los que ha pasado China en los últimos años convierten a este país en una golosina para los fotógrafos. Se puede fotografiar la realidad china al estilo Magnum, o Geo, o Life, pero también se puede dar una vuelta de tuerca más y hacerlo a la manera de Cristina de Middel.
De Middel se sirve de una nutrida colección de fotografías tomadas en ese país, pues este es un proyecto fotográfico, pero va más allá de la mera sucesión de imágenes sirviéndose para ello del principal símbolo, incluso artífice, de la revolución china; el Libro Rojo de Mao.
El librito de pastas rojas que sirvió como principal medio de difusión y de imposición de la doctrina maoista es para nosotros una curiosidad turística pero para ellos supuso el símbolo de una revolución que consiguió dar la vuelta completa a una sociedad y un país. Este libro siempre será asociado con la memoria colectiva china, es un manual severo, lleno de sentencias adoctrinantes que dejan poco espacio para comunicar alegría y ninguno para el humor. Por ello, Cristina de Middel se ha empleado en tachar con corrector blanco casi todas las palabras de diferentes páginas del libro, dejando a la vista sólo unas pocas que al ser leídas conforman una frase no pensada por los redactores del libro y que añade un nuevo significado a las palabras, lo cual se ve reforzado por las fotográfías que encajan con las frases surgidas entre el corrector como un ying y un yang, el complemento perfecto.
El título de la exposición viene de la primera página del libro donde, después del correspondiente tachado, podemos leer “If there is to be revolution, there must be party”. El juego que la autora hace con el doble significado de la palabra party (Partido y fiesta) se complementa con una fotografía de una niña china saltando y sonriendo con un teléfono de última generación en la mano, mostrando un estado de felicidad que contrasta con la severidad del adoctrinamiento maoista.
El resultado de la intervención realizada en varias páginas es una exposición que se contempla y se disfruta, con una sonrisa pero también con el entrecejo fruncido ante la reflexión que la fotógrafa nos plantea. Además, es un libro que imita el formato del libro rojo de Mao, el mismo papel, los mismos materiales y tipografías, pero con las fotografías y las intervenciones que Cristina de Middel ha realizado para convertirlo en una obra de arte, una pequeña joya que se agotó al poco de salir la edición.
SIn duda, una de las exposiciones más interesantes de PhotoEspaña 2014 

_MG_8468

Fuente, Dalpine.com

Halfway to Midland, de Nancy Newberry
Centro de Arte de Alcobendas, hasta el 27 de Julio

Nancy Newberry obtuvo el Premio Descubrimientos PHE 2013 y ahora expone en el Centro de Arte de Alcobendas.
Las fotografías que la autora norteamericana expone pertenecen a su serie “Halfway to Midland”, una cautivadora colección de imágenes que le valió el premio el pasado año de forma merecida. En estas imágenes vemos reflejada la vida cotidiana de los adolescentes que residen en la misma localidad que la autora, haciendo hincapié en el apego de estos a determinados símbolos visuales y estéticos.
Vemos retratados a sus paisanos usando uniformes que se asocian a determinados rituales cotidianos. Los adolescentes visten ropas aparatosas e insignias aún más vistosas, de gran tamaño. Los uniformes y la forma en la que estos actúan como agente alienante sobre quienes los llevan producen una sensación de extrañeza y fascinación que no se despega del espectador mientras se disfruta de esta muestra.
Esta colección de imágenes no exentas de escenificación es un retrato de una sociedad, la norteamericana, en uno de sus lugares donde más apegada está a valores tradicionales, hasta el punto de convertirse en una isla no tanto en lo geográfico como en lo social y cultural.
No se la pierdan.

Nancy-Newberry_08-12-20-from-the-series-Mum-940x625

 

El lenguaje del narrador, de Philip-Lorca diCorcia
Centro de Arte de Alcobendas, hasta el 5 de Julio

Philip-Lorca diCorcia es el gran orquestador, el perfecto escenificador, y a la vez uno de los mejores captores de la realidad.
Esta es una exposición ante todo necesaria. Las fotografías de Philip-Lorca que se pueden disfrutar en el Centro de Arte de Alcobendas suponen una muestra perfecta de la obra general del autor. Hay fotos de sus series más conocidas; Heads y Hustlers pero también otras mucho menos conocidas, y todas juntas nos permiten conocer en profundidad la obra de un maestro absoluto de la luz. Casi todas sus fotografías muestran una combinación de luz, acción y personajes, perfecta y esta casi siempre obedece a una preparación previa muy concienzuda por parte del autor.
Para los retratos magníficos de la serie Hustlers recorrió los barrios bajos de Los Ángeles pidiendo a chaperos, prostitutas, yonkis y otros que posaran para él a cambio del pago de lo que ellos cobraran por el más mínimo de los servicios que ofrecen. Para la serie Heads colocó en la calle un complejo sistema de iluminación y una X en el suelo, cada vez que alguien pasaba sobre la marca él tomaba la fotografía. Y así en todas sus fotos, la luz y los elementos que aparecen han sido estudiados al detalle pero no por eso son menos reales.
El resultado es una excelente colección de potentísimas imágenes que cautivan y fascinan de una forma casi hipnótica.
Imprescincible dentro de PhotoEspaña 2014.

28996-large

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s